La Biblioteca de la UNLP suma servicios e incorporó nuevas tecnologías

Con la incorporación de nuevas tecnologías y servicios, espacios de confort y más material de consulta, la Biblioteca Pública de la UNLP (Plaza Rocha Nº 137) mejoró sus servicios para los 50 mil usuarios que contabiliza por año. Además, techo a nuevo.
Con un presupuesto anual de más de 350 mil pesos reformó la tradicional Sala de Lectura, mientras que la Sala General fue totalmente remozada con nueva iluminación perimetral y Wi Fi gratis en todo el espacio, al igual que en la Sala Parlante. Además, las autoridades prevén incorporar, en el corto plazo, algunas notebooks para ofrecerlas en calidad de préstamo.
La Sala General, con capacidad para cien personas, había sufrido daños de consideración por el fuerte temporal que azotó a la ciudad en marzo de 2008 y el mes pasado fue puesta en funcionamiento nuevamente. Para la reconstrucción se destinaron cien mil pesos.
La directora de la Biblioteca, Norma Mangiaterra señaló que 'el objetivo es que se la vea como un espacio donde el alumno, el estudiante y el particular puedan ir a trabajar y a estudiar. 'Acá se puede venir sin la necesidad de ser socio. Es una institución abierta y contamos con un lugar silencioso para la lectura tranquila, individual y para los trabajos en equipo, en grupos disponemos de la Sala Parlante', agregó.
Manguiaterra puntualizó que 'algunos estudiantes del interior viven en espacios muy reducidos y acá les ofrecemos un lugar agradable, cómodo, abrigado, con buena iluminación y con todo el material bibliográfico a su alcance'.
NAVEGACIÓN. La biblioteca cuenta también con una Sala de Navegación con 14 computadoras con acceso a Internet donde, además, se realizan cursos de capacitación de PC para particulares o como complemento de la formación curricular de los alumnos.
Las mejoras en el sistema de reserva de material es otro de los beneficios alcanzados, informaron las autoridades. Mangiaterra explicó que 'la automatización de las reservas con incorporación de tecnología permite ahorrar tiempo: antes había una demora de unos 10 días desde que se pedía el texto hasta que llegaba a manos del solicitante. Ahora, cuando un libro es devuelto, automáticamente se envía un mail al nuevo usuario que lo ha solicitado. Además, se pueden hacer reservas vía correo electrónico'.
La institución también introdujo mejoras en el sistema de emisión de los carnets de socios: la foto digital y el código de barras en las credenciales abarató costos y agilizó el sistema de préstamos. MÁS LIBROS. La Sala Juvenil, que registra unos 600 lectores desde 2008 y lo que va de 2009, aumentó el fondo bibliográfico para que se puedan prestar libros de texto a alumnos de los últimos años de la escuela primaria y secundaria. Antes, el material era sólo para consulta.
Además, se incorporaron libros universitarios. 'Son libros muy caros para los estudiantes', señaló la directora. Los alumnos de las carreras que más demandan textos son Medicina, Derecho, Bellas Artes y Odontología. En este sentido, explicó que 'se están acelerando los procesos de compra de aquellos libros que figura en el programa de estudio de alguna cátedra, que son textos valorados por un docente que respalda ese pedido'.
El progresivo aumento del presupuesto que la UNLP asignó a la Biblioteca permitió además incrementar la partida destinada a la compra de material bibliográfico nuevo.

BUSCADOR DE SITIOS PLATENSES
Provisto por LA PLATA LINK